Carta abierta a los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ — Los integrantes de la Red Latinoamericana por la Reducción…

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ — Los integrantes de la Red Latinoamericana por la Reducción de Daños Asociados al Tabaquismo (RELDAT), profesionales de la salud y de la ciencia, y que somos testigos de los daños que el consumo del tabaco causa, tanto a quienes fuman cigarrillos, como a quienes se ven expuestos al humo que su combustión genera, con vistas a la novena reunión de las Partes en el marco del Convenio para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud que se celebrará en noviembre de 2021, ponemos en consideración de los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe, nuestra opinión sobre la reducción de daño en tabaco y su reflejo en las regulaciones:

RELDAT Logo

  1. Corresponde a los estados el velar por la salud de la población, poniendo en marcha regulaciones que ayuden a eliminar o al menos reducir el daño que produce el uso de tabaco a través de la combustión, como fumar los cigarrillos clásicos.
  2. Las actuales políticas prohibicionistas no están dando los resultados esperados y, por ende, se necesitan alternativas que ayuden a disminuir las tasas de prevalencia de fumadores en los países de la región. Las estadísticas oficiales dejan en claro que la cesación no puede ser la única alternativa de política pública para los fumadores.
  3. Existe evidencia suficiente que comprueba que no es la nicotina lo que produce las enfermedades relacionadas con el hábito de fumar sino los productos tóxicos emitidos en el humo durante la combustión del tabaco.
  4. En los últimos años se han desarrollado, para quienes simplemente no pueden dejar de fumar o para quienes desean seguir consumiendo nicotina, diversos mecanismos alternativos de administración de nicotina, pero sin las sustancias químicas asociadas a la combustión. Entre los mecanismos de administración de nicotina se encuentran los cigarrillos electrónicos, el tabaco calentado (sin combustión) y los productos de uso oral (tipo snus).
  5. En este sentido, por ejemplo, en Reino Unido, los cigarrillos electrónicos son parte de las opciones que los servicios oficiales ofrecen a los ciudadanos, para que puedan dejar de fumar. Con ello, la prevalencia de fumadores bajó de 20.2% en 2011 a 14.1% en 2019 en la población mayor de 18 años.
  6. En Japón, otro ejemplo, entre 2015 y 2019, la venta total de cigarrillos bajó un 34%, asociada a la comercialización de productos de tabaco calentado. En comparación, el consumo global de cigarrillos ha disminuido a una tasa menor.
  7. En Suecia, del 20% de los adultos que consumen nicotina, dos terceras partes lo hace mediante el snus por vía oral (en los hombres es tres cuartas partes). Solo el 8% de la población fuma. Gracias al snus Suecia muestra los índices más bajos de enfermedades ligadas al tabaquismo de la Unión Europea y quizá de todo el mundo.
  8. Así, otros gobiernos de países como Francia, Islandia, Nueva Zelanda e incluso EEUU han permitido y regulado la utilización de estos productos considerados de «riesgo reducido» y están observando un efecto positivo en las tasas y la demanda de uso del tabaco combustionado.
  9. La OMS apoya y recomienda a sus miembros la prohibición de los productos de riesgo reducido como los cigarrillos electrónicos y el tabaco calentado. Pero lamentablemente, en estos mismos países los cigarrillos convencionales se venden legalmente y están al alcance de todo ciudadano, con lo que la prohibición de productos de menor riesgo, termina protegiendo el producto mortal que la misma OMS quiere erradicar.
  10. Estamos convencidos que las políticas de «Todo o nada» o «Dejar de fumar o morir», carecen de suficiente practicidad para aquellas personas que están inmersas en el hábito tabáquico y no alcanzan para reducir las tasas de consumo, por lo que es hora de abrir la puerta a las nuevas tecnologías que están logrando la disminución de venta de cigarrillos en muchos países del mundo.
  11. La RELDAT, al igual que la OMS, sugiere y apoya medidas para evitar el consumo de estos productos por los menores de edad, el consumo de personas que han dejado de fumar y de los no fumadores.
  12. Sin embargo, la RELDAT considera que la OMS debe sugerir y apoyar, con el mismo énfasis, regulaciones para favorecer el cambio total a estos mismos productos por parte de los fumadores adultos, ya que éstos se beneficiarían individualmente, favoreciendo al mismo tiempo la salud de la población en general.

Con estos antecedentes, instamos a cada uno de los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe, a tomar en la próxima reunión del CMCT, una posición clara y frontal para salvar miles de vidas, permitiendo en sus países el acceso legal a las alternativas de riesgo reducido (sin combustión) para los mayores de edad, que sean fumadores y quieran cambiar, regulando adecuadamente a los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado.

Para más información: www.reldat.org  

Para contactos de prensa: prensa@reldat.org

Logo – https://www.ohionoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/11/carta-abierta-a-los-gobiernos-de-latinoamerica-y-el-caribe.jpg

FUENTE RELDAT – Red Latinoamericana por la reducción de daños asociados al tabaquismo